martes, 16 de diciembre de 2014

Impacto de las destrezas no cognitivas en los resultados de los jóvenes

Libro recomendado en la Revista Convives Nº 8. Las direcciones y la gestión de la convivencia.

Morrison, L. y Schoon, I. (2013): The impact of non-cognitive skills on outcomes for Young people. Institute of Education. University of London.

Las destrezas no cognitivas como la motivación, la perseverancia y el autocontrol conforman las actitudes, los comportamientos y las estrategias que subyacen tanto en el éxito escolar como en el éxito en el trabajo. Se denominan a veces las destrezas “blandas” y se contraponen a las destrezas “duras”, entendidas como las habilidades cognitivas que se reflejan en los tests académicos.

De modo creciente, los factores afectivos, emocionales y sociales se consideran de tanta importancia como las destrezas cognitivas para explicar los buenos rendimientos escolares y la inserción satisfactoria en el mundo laboral. De hecho se ha abierto un debate sobre la oportunidad de desarrollar estas destrezas “blandas” en la niñez y en la juventud.

Esta revisión resume la investigación que trata de definir y medir las destrezas no-cognitivas. Valora la influencia en el éxito escolar y laboral y considera el papel que tienen las intervenciones educativas que intentan mejorar las destrezas no-cognitivas en la niñez y en la adolescencia.

El informe, en inglés, cuya lectura resulta provechosa, muestra indicios de que las destrezas no-cognitivas tienen un impacto positivo en los aprendizajes, pero estima que la relación causal es limitada:
  •   Las destrezas no-cognitivas se asocian con resultados positivos de los y las jóvenes de acuerdo a una extensa investigación. Factores como el autocontrol y la implicación en la escuela correlacionan de modo positivo con los resultados académicos, con la estabilidad económica en la etapa adulta y con una criminalidad reducida.
  •   De todos modos, las evidencias fuertes de relación causal son exiguas. Menos aún se conocen las posibilidades de desarrollo por medio de intervenciones educativas y si estas conducen a la mejora de los resultados a medio y largo plazo.
  •   No hay una destreza no-cognitiva que prediga resultados. Más bien las destrezas clave están relacionadas y se requiere su desarrollo de modo conjunto.
  • Veamos en esta tabla que aportan las investigadoras, las evidencias en relación con ocho destrezas no- cognitivas, teniendo en cuenta la calidad de la medida, la maleabilidad (en qué medida la característica se puede modificar), la relación causal entre destrezas no-cognitivas y otros resultados y, finalmente, la fortaleza de la evidencia.

Comentado por: Alejandro Campo