lunes, 2 de marzo de 2015

Enseñar a convivir ¿Una prioridad de la escuela?


Resumen:

La importancia de enseñar a vivir con otros no es meramente evitar los comportamientos antisociales, sino ayudar a un adecuado desarrollo de todos los alumnos y alumnas. El papel de los contextos educativos en el desarrollo, y dentro de ellos de la escuela, es fundamental. En este sentido, la ayuda del profesorado, planificada y sistemática, resulta esencial para hacerse persona y el enfoque de las competencias parece reconocer la función de la escuela en esta dimensión del desarrollo. Los profesionales de la orientación son una pieza clave para la mejora de la convivencia en el centro. Desde su posición en la estructura del centro pueden promover y articular las distintas dimensiones de la convivencia en el centro e impulsar que las múltiples iniciativas valiosas pero todavía aisladas, se generalicen a todas las aulas y lleguen a impregnar el currículum de las distintas materias.


Revista Convives nº 9 Orientación y Convivencia Escolar