.

.

Comparte

martes, 9 de junio de 2020

Convives en tiempo de coronavirus (8): HAY QUE INCLUIR, YA, LA CONVIVENCIA Y LA COEDUCACIÓN EN LAS TAREAS ESCOLARES

PIENSO, LUEGO EXISTO, o la traducción literal "PIENSO, LUEGO SOY" . Existimos en la medida que movilizamos el pensamiento DESDE ACTITUDES CRÍTICAS Y ANALÍTICAS DE LA REALIDAD, somos más libres cuanta más formación e información veraz sustentan nuestras decisiones, decidimos mejor cuando disponemos de diferentes modelos de referencia. 


El impacto en la educación producido por el confinamiento del Covid19 ha supuesto un paréntesis educativo al tener que improvisar una adaptación curricular a la enseñanza a distancia. Se le añadía el pensamiento de que serían pocos días y volveríamos a encontrarnos en las aulas.  

Analizando lo acontecido, podemos observar  que no ha sido así y que en las propuestas al alumnado, lo urgente pospuso lo importante y en consecuencia sólo los contenidos "bien consolidados" han sido protagonistas en las tareas escolares de estos días. 

Las llamadas áreas transversales quedaron atrás, salvo ocasiones, empujadas por  las matemáticas y la lengua. Una importante valoración a considerar para repensar las propuestas con vista al futuro.  Y que de momento hay que ponerle remedio, ¡YA¡.


Hay que incorporar la COEDUCACIÓN y la CONVIVENCIA EN LAS TAREAS VIRTUALES. Hemos de buscar las mejores herramientas que permitan TRANSVERSALIZARLAS y que el ENSEÑAR A PENSAR y a TOMAR DECISIONES sea un hábito cotidiano del alumnado.

Volvamos a darle a la COEDUCACIÓN la visibilidad e impulso que necesita.
Volvamos a darle a la CONVIVENCIA POSITIVA contenidos explícitos que la alimenten. Volvamos a incorporar las técnicas sistematizadas de ENSEÑAR A PENSAR.
Tenemos que transversalizar valores igualitarios de convivencia en todas las materias y en todas las tareas. Podemos hacerlo desde textos, datos y ejemplos para la paz, para la igualdad.


Hay que criticar, cuestionar y visibilizar DOGMAS ALIENANTES DE LA PUBLICIDAD, DE LA SOCIEDAD PARA EL CONSUMO, LA COMPETITIVIDAD, deconstruir los DOGMAS DEL PATRIARCADO QUE  ESTEREOTIPAN LA REALIDAD BINARIA Y JERARQUIZAN LA VALÍA DE LAS PERSONAS. Son Dogmas que como mantras omnipresentes nos repiten continua y permanentemente todos  los agentes socializadores y sólo la educación puede dar las competencias necesarias para cuestionarlos y así posibilitar al alumnado construir el propio pensamiento.


Hemos de proponer supuestos alternativos en resolución pacífica de conflictos, que permitan modelar referentes positivos, formas alternativas de gestionar lo que nos pasa; es importante plantear continuos dilemas morales al alumnado. Proponerles actividades que posibiliten el consenso y el disenso, que lo tengan que argumentar.


Podemos proponer actividades donde el alumnado exprese lo que siente, sus dudas, sus miedos, sus vivencias, propiciar actividades que exijan cooperación para realizarlas, que posibiliten intercambios horizontales entre iguales.


Es necesario ofrecer  tareas de sistemático análisis crítico de lo que vemos  y oímos, ofrecer modelos alternativos de igualdad.


Es necesario promover análisis al modelo económico hegemónico y poner la creatividad del alumnado a trabajar en modelos sostenibles que den esperanza al futuro  y promuevan la conservación de este planeta que tenemos, que aún es azul y verde, que sostiene la vida.


Hemos de alzar la voz y promover el debate en los grupos docentes de coordinación para que de forma transversal, y de forma explícita la coeducación y convivencia se incorporen en las propuestas de trabajo cotidianas


Verdaderamente Educamos en la medida que trabajamos cuatro competencias en el alumnado: aprender a pensar, aprender a ser, aprender a convivir y aprender a aprender. Lo demás es consecuencial.

Necesitamos cultivar mentes pensadoras, que busquen, que indaguen, propuestas que inviten a buscar al alumnado y al profesorado, las propias respuestas. 

CONVIVES. Asociación para la convivencia positiva en los centros educativos. 9 de junio de 2020