domingo, 2 de abril de 2017

Desde la inclusión mejoramos la convivencia


Resumen:
La convivencia inclusiva necesita ser planteada desde un contexto ético, el derecho a la educación a partir del comienzo y a lo largo de la vida. 
Se entiende la convivencia como entramado simbólico relacional que, en un contexto educativo inclusivo, permite desarrollar comportamientos y actitudes de confianza e interés por lo que les rodea, iniciativas y comportamientos de solidaridad, apoyo y colaboración. 
Destaca la influencia recíproca entre convivencia-aprendizaje, resaltando la contribución del concepto de convivencia positiva al bienestar de la comunidad educativa y se ofrecen algunas ideas o propuestas para avanzar en la inclusión, apostando por aquellas de carácter proactivo, herramientas fundamentales para la mejora de la convivencia. 

Palabras clave: 
Inclusión, convivencia positiva, estado de bienestar de una comunidad educativa, participación, red de apoyos.


En Convives Nº 16: Inclusión y Convivencia