sábado, 21 de noviembre de 2015

Seminario sobre conflictos en la escuela: Sabona.

El increíble caso del ladrón de diez dólares y el rico hawaiano, el desencuentro crónico entre la mujer budista y el hombre de negocios o el alumno que asustaba a su compañera porque odiaba a la escuela son algunas de las numerosas anécdotas con las que Johnan Galtung nos ha ido deleitando durante el fin de semana del 13 al 15 de noviembre, en Alfaz del Pi. Todas estas experiencias reales le han permitido exponer sus principales aportaciones a la convivencia escolar y la cultura de La Paz.
En un perfecto castellano y con un gran sentido del humor, el noruego errante, como se denominó así mismo, fue presentándonos a un grupo de cuarenta profesionales de la educación su modelo de resolución de conflictos que ha aplicado tanto al ámbito escolar como a las relaciones internacionales. Las personas que allí nos encontramos compartíamos la sensación de estar ante una persona extraordinaria, con una gran sabiduría, con un profuso conocimiento histórico, filosófico y cultural y con una calidad humana especial. 
Galtung no estaba solo, se encontraba acompañado por dos mujeres que destacaban por su capacidad para combinar una reflexión muy enriquecedora de la convivencia con un contacto permanente con el alumnado. Hablamos de Sinøve maestra Noruega y Carmen Boqué maestra y profesora universitaria catalana. Sinøve compartió con nosotros en un asequible inglés sus experiencias en la resolución de conflictos con el método Sabona haciendo especial énfasis en la necesidad de distinguir entre los objetivos de nuestro alumnado y los medios que utilizan para alcanzarlos. Carmen por su parte fue desgranando las claves de la cultura de La Paz en los centros con ejemplos, anécdotas y situaciones realmente esclarecedoras.
Sin embargo, no todas las interacciones pasaban por las tres personas que tenían el papel de ponentes, el grupo estaba repleto de muchas mujeres y algunos hombres con una gran reflexión y experiencia en la resolución de conflictos, y todas las aportaciones fueron una valiosísima fuente de aprendizaje para los que allí estábamos. Alberto Andrés fue quién pensó, diseñó, convocó, abrió y cerró este seminario sobre convivencia escolar con el que hemos iniciado un nuevo camino para compartir, prestigiar y visibilizar el excelente trabajo que se realiza en numerosos centros educativos en torno al aprendizaje de la convivencia positiva.

Juan de Vicente Abad.