martes, 3 de noviembre de 2015

La jubilación, una oportunidad


Resumen:
Esta experiencia tiene lugar en la escuela El Sagrer de Barcelona. Desde hace cinco años nos hemos ido jubilando un gran número de maestras entre los 60 y 65 años de edad que, mayoritariamente, trabajábamos en ella desde hace muchos años. Tenemos en común haber compartido un proyecto educativo muy potente y poseer un sentimiento de pertenencia al colectivo muy arraigado. Ya que tuvimos la suerte de ejercer un trabajo que nos entusiasma y seguimos apasionadas por la educación, nos propusimos, con el beneplácito del claustro, seguir implicadas en la escuela desde el voluntariado.