lunes, 22 de junio de 2015

SABEMOS COMO PARAR ESTO, introducción al ciclo de artículos breves sobre acoso escolar en apoyo al IES Ciudad de Jaén de Madrid

Javier García Barreiro
Presidente de Convives

El pasado mes, Arancha, una chica de 16 años escolarizada en el IES Ciudad de Jaén de Madrid, se suicidaba. Era víctima de acoso escolar.
No sabemos qué es ser adolescente. Pocos se acuerdan, como en El principito, qué se siente, cómo se vive y cómo son las relaciones a esta edad. Cuesta comprender el fenómeno del acoso cuando uno mismo no ha participado de él en la infancia o la adolescencia, y desde la distancia del mundo adulto.

Mucho se ha hablado de adolescencia y de acoso escolar estos días.

En educación, sabemos que una parte de la solución está en analizar el fenómeno no sólo en términos de agresor y víctima sino desde la complejidad que supone un entramado social como es la escuela. Desplazamos ahora el foco hacia el adolescente que observa y no hace nada. Se nos ha ocurrido formar a grupos de entre esos, para que con su acción influyan positivamente en sus iguales, observen activamente y actúen. Son las estrategias de ayuda entre iguales (mediación, ayudantes, tutoría entre iguales, ciberalumnado...). Esto es cosa del alumnado y del profesorado.

Sabemos que se puede hacer con buenos recursos, con el cuidado al docente, la formación del profesorado, de las familias y el trabajo en red. Que es con espacios y tiempos para poder enseñar a convivir y a educar las emociones o la salud psicológica, con programas de educación moral y protocolos bien planificados. Esto es cosa de la administración. 

Porque juntos aprendemos a convivir y nos enriquecemos de la diferencia, sabemos que las metodologías que atienden a la diversidad, con fórmulas que favorecen el trabajo en equipo, activas y dinámicas, con criterios de escolarización y de agrupamientos inclusivos, educamos mejor y contra el acoso. Esto es cosa del profesorado y de la administración.

Sabemos que los padres y madres podemos incluirnos también en la escuela para sumar y tomar decisiones. Podemos asociarnos y formarnos. Podemos educar en empatía, en criterio moral, creer en un mundo menos violento, sin vencedores ni vencidos. Podemos transmitir seguridad, protección y cuidado. Esto es cosa de la familia.

Sabemos que la escuela reproduce la violencia que sucede a su alrededor, que es un problema social, y la guetización o las políticas sin visión de equidad no ayudan a resolver el problema. Eso es cosa de la sociedad.

Sabemos cómo parar esto. Es cosa de tod@s

La asociación Convives ha querido hacer una pequeña colección de reflexiones que den respuesta al poliedro de circunstancias que explican lo acontecido en el IES Ciudad de Jaén de Madrid. Lo hemos querido así con ánimo de estimular un debate social y profesional maduro. Los discusiones en televisión y otros medios han ofrecido opiniones de todo tipo, en ocasiones con carácter sesgado, buscando culpables desde el desconocimiento de las dimensiones complejas que conforman el acoso escolar. 

Esta colección de artículos breves versarán sobre la participación del alumnado en la prevención y la gestión de la convivencia, sobre los factores de violencia estructural y de equidad social, la elaboración de proyectos antibullying, sobre la organización escolar o el liderazgo en los centros educativos. También abordaremos la educación de las emociones y la empatía entre el alumnado, la adecuada atención a la diversidad y otras actuaciones de éxito. 

De esta forma, quizás, el lector o lectora podrá formarse una opinión más completa y encontrar soluciones desde el ámbito social en el que se encuentre.