lunes, 20 de octubre de 2014

Nos gusta participar


Resumen:

#nosgustaparticipar Pocas cosas son tan interesantes para mejorar un proyecto de participación en la escuela como realizar una buena evaluación. Y ninguna lo es más que escuchar las reflexiones de sus protagonistas: el alumnado. Este artículo recoge las reflexiones que un grupo de 7 alumnas de 2º de la ESO han realizado en el marco de un grupo de discusión. Todas ellas han sido en 1º y/o 2º miembros del Equipo de Delegados (ED), que es el alumnado encargado de supervisar y promover el cumplimiento de las normas en cuanto a asistencia a clase, cuidado del material, ambiente de trabajo en clase e higiene. Algunas son, o han sido, también miembros de los Círculos de Convivencia (CC) y se ocupan de acoger al alumnado nuevo, detectar y prevenir el maltrato, intervenir para detener peleas, acompañar al alumnado solitario y dinamizar actividades relacionadas con la convivencia en el aula y el centro. Las cuestiones que les hemos planteado les han provocado apasionantes reflexiones que, a su vez, nos han sugerido nuevas cuestiones e interrogantes y también alguna propuesta de mejora. En definitiva, nos han supuesto un verdadero estímulo para mejorar nuestra práctica participativa en el instituto. 

Con el objetivo de facilitar la lectura hemos considerado innecesario identificar cada idea con la alumna que la expresa, porque, además, en el diálogo se iban produciendo continuas interacciones e influencias entre unas y otras. No obstante al final del artículo podéis encontrar sus nombres.

Abro el diálogo interesándome por sus motivaciones, porque lo primero que me interesa saber es por qué se apuntan tantos chicos y chicas a estas estructuras año tras año, qué les resulta tan atractivo.

Artículo revista nº 7. La voz del alumnado