miércoles, 8 de octubre de 2014

Estructuras escolares al servicio de la participación del alumnado

Resumen:

El desarrollo de oportunidades para ejercer la participación democrática en la vida de un centro educativo no solo es un derecho de todos los miembros de la comunidad educativa, también una responsabilidad de las instituciones que deben crear los cauces, la organización y los programas necesarios para que dicha participación sea efectiva. Las sociedades democráticas deben potenciar la participación real de sus ciudadanos y ciudadanas, y la escuela es un lugar idóneo para aprender las competencias que conlleva una ciudadanía responsable. Todo centro escolar debería incluir en su currículum y por tanto hacer explícita, su reflexión sobre cómo desarrollar en el alumnado su condición de miembros de la sociedad de la que son parte. Por lo que defendemos que ésta debe dotarse de unas estructuras que faciliten la participación activa del alumnado en la vida del centro escolar, que faciliten tanto sus responsabilidades como la toma de decisiones sobre los diferentes aspectos relacionados con la vida escolar. Finalmente los centros educativos deberían incluir en su proyecto educativo los programas que se van a desplegar para que el alumnado vaya aprendiendo progresivamente las competencias que permiten ejercer una ciudadanía responsable. El objetivo de este artículo es reflexionar sobre las bases que permiten la participación real del alumnado en los centros educativos. Justificaremos la importancia de la participación, hablaremos de las diferentes estructuras que la potencian y terminaremos reflexionando sobre con los planes que las desarrollan.


Revista Convives nº 7. La voz del alumnado